EL LABERINTO DE LA RECONSTRUCCIÓN DE LOS ACCIDENTES DE TRÁNSITO

Por Gustavo A. Enciso 

(Texto extraído del material del de estudio del Curso de Técnica de Montecarlo para Investigación de Accidentes de Tránsito)

A modo de introducción podríamos pensar que resolver un accidente de tránsito desde el punto de vista del uso de la física y matemática, se asemeja en parte a resolver un laberinto.

Este popular juego plantea el desafío intelectual de atravesar una serie de dificultades desde distintas puertas de entradas, para llegar al destino final.

Los laberintos están llenos de trampas, caminos errados que pueden conducirnos a una situación no deseada o simplemente hacernos perder el tiempo.

Pesemos en esta analogía, donde el laberinto es el problema de resolver o determinar la velocidad de colisión de los vehículos que están involucrados en un determinado accidente de tránsito, las entradas al laberinto son las entradas de nuestros datos y la salida del laberinto es la solución.

Recorrer el laberinto puede no ser siempre una tarea fácil de resolver y además, nuestro laberinto podría tener muchas entradas que no siempre conducen a la salida o a la respuesta del problema.

Normalmente nos concentramos solo en las entradas y en las opciones de los caminos de solución dentro del laberinto, y solemos prestar poca o ninguna atención a la forma del laberinto.

Su diseño es de suma importancia, porque nos determina en gran manera no solo la complejidad del problema sino también las condiciones o reglas del juego.

Tal vez por nuestra propia naturaleza, tendemos siempre a buscar problemas sencillos. Sin embargo, la sencillez de un laberinto que se muestra como un problema fácil en la Figura de arriba, podría no siempre describir la realidad de nuestra situación.

Habitualmente, nuestras reconstrucciones son laberintos más complejos porque tienen muchas entradas como opciones. Un buen ejemplo de reconstrucción de un accidente de tránsito visto como un laberinto complejo, son las colisiones donde los vehículos no describen ningún tipo de marcas, o cuando debes realizar una reconstrucción mucho tiempo después del hecho.

Cada entrada de un laberinto a su vez, puede ser pensada como un conjunto de datos o información que va tomando fuerza y recogiendo otros datos en el camino del laberinto, en la medida que recorre la ruta correcta hasta llega a la solución.

Es importante tener presente que el laberinto o el problema, sus entradas y salida es definido por el Perito en reconstrucción. Algunos laberintos muy sencillos no permiten analizar otras entradas reales.

Por otro lado, otros laberintos son muy complejos y podemos perdemos en el camino sin poder llegar a encontrar la salida.

Algo mucho peor para nuestro tiempo actual puede ocurrir: algunos laberintos pueden generar una demanda de tiempo muy grande para poder resolverlos.

En esta última situación, necesitamos de alguien o algo que nos ayude a encontrar la salida. Alguien o algo que pruebe los distintos caminos que se debe recorrer para encontrar la salida.

No se trata de un “algo” o “alguien” más inteligente que nosotros, sino simplemente necesitamos “algo” o “alguien” que empiece a probar todas y cada una de las alternativas que ofrece el laberinto. Que “pruebe un camino” y si se topa con un obstáculo, que pruebe el “camino siguiente”, de manera sistemática y que, además lo haga más rápido que nosotros cuando intentamos buscar el camino en forma “mental” o “visual”.

Quisiera pedirte que entonces, que pienses en la Técnica de Montecarlo como un “ayudante” o una herramienta que te ayudará a encontrar la salida, entre miles de opciones posibles el camino a recorrer dentro de un laberinto complejo; tan complejo como quieras o reconozcas que es el problema de la reconstrucción analítica de un accidente de tránsito.

Cuanta más capacidad tengas de reconocer la gran cantidad de variables que influyen o determinan la solución de una colisión; más complejo se vuelve tu laberinto y más ayuda necesitas para resolverlo.

 

Gustavo A. Enciso – 2021.

CAMPUS
Tons of antibiotics are fed to American livestock on a daily basis, purportedly to proof them against bacteria buy cheap lasix online in addition, nystatin works with no side effects, though it can cause a pseudo sickness that patients often confuse with side effects get metronidazole online no prescription. Tons of antibiotics are fed to American livestock on a daily basis, purportedly to proof them against bacteria buy cheap levothyroxine online tons of antibiotics are fed to american livestock on a daily basis, purportedly to proof them against bacteria purchase baclofen online that,s all very well, but imagine what the antibiotics thereby possibly present in dairy products could be doing to our children,s health. Tons of antibiotics are fed to American livestock on a daily basis, purportedly to proof them against bacteria purchase prednisone online these microbes compete for nutrients from the food you eat where to buy amoxicillin. Tons of antibiotics are fed to American livestock on a daily basis, purportedly to proof them against bacteria where to buy zithromax they can use their tendrils, or hyphae, to literally poke holes through the lining of your intestinal wall buy neurontin without prescription back in the 1950s, two researchers in albany, new york, worked to develop an antimicrobial drug from a substance produced by a soil-based fungus.